Apúntate a la nueva tendencia de moda, efecto “FoxEyebrows”
junio 1, 2020
Show all

Guía de cómo cuidar tu piel durante el verano

¿Quieres saber cómo cuidar tu piel en los meses estivales? Te proponemos una guía de cómo cuidar tu piel durante el verano. Sigue unos sencillos pasos que te vamos a indicar con el fin de mantener tu piel sana, hidratada, protegida del sol y plena de antioxidantes.
Podemos lucir una piel fresca, luminosa y sin imperfecciones si seguimos algunos de los rituales con los que, sin duda, más sanos, presumiendo de un mejor tono de piel. Tenemos un amplio abanico de tratamientos desde protectores solares que cuidan y protegen tu piel del sol, a fluidos hidratantes que la refrescan de las altas temperaturas, mascarillas y geles que calman quemaduras o irritaciones y hasta antioxidantes tales como, la vitamina C, que es una auténtica inyección de activos para lograr una piel impecable, sin manchas y mucho más joven.
Paso 1: Protección solar
Una de las maneras más efectivas de luchar contra el envejecimiento es proteger el rostro, el cuello y el escote, sobre todo en verano. Nuestra recomendación es utilizar fotoprotectores de amplio espectro que, además, estén enriquecidos con antioxidantes y activos que ejerzan de escudo contra los rayos UVA y UVB.
Recordamos que no únicamente hay que proteger la piel en la playa, sino que es necesario hacerlo en cualquier momento del día con el fin de evitar el fotoenvejecimiento y otros daños. Para ello, deberemos utilizar un fotoprotector con un factor de protección solar mínimo de 30. Pero si el tiempo de exposición al sol es prolongado, desde luego hay que reponer la protección solar cada dos horas. Una de las causas directas del fotoenvejecimiento es la exposición a la radiación UVA, siendo responsable del 90% de los cambios cutáneos asociados a la edad. Una exposición continuada al sol acelera la pérdida de elasticidad en la piel y la pronta aparición de arrugas profundas y manchas.
Paso 2: Hidratación
Los fotoprotectores de última generación aúnan protección e hidratación, con el objetivo de retrasar los signos de envejecimiento y corregir los signos
de los daños causados por la radiación solar. La hidratación es fundamental en verano con el fin de reponer el agua que pierde la piel mediante la transpiración. En la época estival debemos hacer uso de cremas y fluidos hidratantes o aguas termales que calmen y refresquen y, además, aporten activos a tu rostro.
Paso 3: Mascarillas
Las mascarillas aportan a nuestra piel unos resultados espectaculares en espacio muy breve de tiempo, es por ello que se han convertido en uno de los productos estrella para calmar la piel en verano. Las hay reparadoras, hidratantes, anti-manchas, anti-rojeces, etc. para todo tipo de pieles e mincluso para las más sensibles. Después de largas jornadas de exposición al sol, son el complemento ideal para recuperar la piel.
Paso 4: Vitamina C
Nada más levantarnos, nuestra piel está descansada y preparada para recibir un activo que regula perfectamente la pigmentación como es la vitamina C. Se trata de un poderoso antioxidante que potencia y mejora la acción de cualquier fotoprotector que apliquemos a continuación. Es uno de los activos más adecuados para empezar el día, por ello, recomendamos el uso de cosméticos con una concentración del 8% o superior. Si aplicamos vitamina C por la mañana, no sólo luchamos contra los signos de envejecimiento provocados por el sol, sino que también contamos con un poderoso activo que ilumina y rejuvenece nuestra piel a diario.
Sus beneficios son múltiples:
· Poder antioxidante: protege de los daños solares y otros agentes externos como la contaminación o el tabaco.
· Antiarrugas: favorece la producción de colágeno en nuestra piel y, por lo que logramos que esté más firme y elástica.
· Tono unificado: lo que repercute en una mayor vitalidad en nuestra piel.
· Hidratación de la piel
· Efecto filmógeno: esto provoca que nuestra piel esté mucho más tersa.
Paso 5: Nutricosméticos
Existe en el mercado una opción cada vez más utilizada como es el caso de los fotoprotectores orales que consiguen aumentar nuestra protección desde dentro. Generalmente vienen combinados con súper alimentos ricos en vitaminas C y E o ácido hialurónico. Consulta siempre a tu profesional médico acerca de esta opción.
Está claro que las altas temperaturas, el sol y la falta de hidratación causan estragos a nuestra piel y favorecen de manera considerable el envejecimiento prematuro, así que vamos a ofrecerle a nuestra piel todo lo que necesita para cuidarla y protegerla también en verano.